Las pymes son pequeñas y medianas empresas en volumen de ingresos, valor de su patrimonio y número de trabajadores. La financiación va a ser un aspecto esencial para el desempeño de estas pequeñas empresas.

El entorno de estas empresas evoluciona muy rápido y es muy importante tener acceso a una liquidez necesaria para añadir estos cambios a la empresa. En este punto surge el dilema de cómo financiar una pyme.

Métodos de financiación para pymes

Préstamo bancario

Esta es la primera opción para muchas pymes, los bancos están especializados en esto y ofrecen productos y préstamos especializados para estos negocios. Los bancos ofrecen líneas de crédito tarjetas de crédito a corto plazo.

Los requisitos para poder acceder a estos préstamos se han después de la crisis de 2007, ahora han surgido muchas alternativas nuevas para la financiación de pymes en España.

Ayudas y subvenciones para pymes

España ofrece una serie de ayudas y subvenciones a las pymes que se pueden solicitar a nivel estatal, regional, e incluso local. Entre estas ayudas podemos destacar las líneas Enisa, las cuales están especializadas en financiar pequeñas empresas de nueva creación cuyos fundadores tengan menos de 40 años.

También podemos encontrar los fondos ICO financiados por el Instituto de Crédito Oficial. Tan solo hay que asegurar la solvencia de la empresa y para recibir un importe máximo de 12,5 millones de euros por pyme al año.

En el caso de empresas tecnológicas existe el programa NEOTEC. Su objetivo es financiar proyectos relacionados con la tecnología y se fijan especialmente en el factor competitivo que diferencia a esta empresa de otras.

Capital riesgo

Las sociedades capital riesgo son enormes gestoras que invierten en proyectos en los que esperan obtener una rentabilidad posterior. Esta es una buena financiación para aquellas pymes que están empezando.

Crowslending

El Crowslending es una forma de financiación colectiva de las pymes en la que cualquiera puede colaborar. Los inversores profesionales o particulares conceden préstamos gracias a la confianza que tendrán en esa empresa.

Lo que se invierta lo tendrá que devolver la empresa en un plazo de hasta 7 años. Con el Crowslending se puede obtener préstamos de entre 30.000 y 5 millones de euros.

Private Equity

Son muy similares a los fondos capital riesgo, aunque no van dirigidos al mismo tipo de empresa. Son perfectos para aquellas pymes que ya se han consolidado o están en fase de expansión, el riesgo para el prestamista es menor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *