Ann Auditores

Cómo se calcula el finiquito de un trabajador

Cuando la relación laboral entre un trabajador y una empresa termina, sea cual sea la causa de la finalización, la empresa debe entregar al trabajador el documento de finiquito. Este documento es la liquidación de los importes que le corresponden al trabajador en el momento en que causa baja en la empresa, con el objeto de certificar que ambas partes están de acuerdo con la extinción de la relación laboral y que además sirve como justificante de que el trabajador ha recibido la suma que se indica en el documento.  

Ahora bien, dependiendo de cual sea la causa de la finalización de la relación laboral entre trabajador y empresa, el cálculo del importe será diferente. Veamos cómo se calcula el finiquito de un trabajador en los dos casos más comunes: finiquito por fin de contrato y finiquito por despido.

Finiquito por fin de contrato

Cuando el motivo del fin de la relación laboral entre empresa y trabajador es la finalización del contrato, el finiquito debe recoger los siguientes conceptos:

  • El salario correspondiente a los días trabajados durante el mes de la finalización del contrato. Se calcula en base al salario bruto menos las cotizaciones correspondientes y el IRPF. 
  • La parte proporcional de las pagas extraordinarias en caso de no estar prorrateadas. Se calcula dividiendo el importe bruto de la paga entre 360 días y multiplicando el resultado por el número de días trabajados durante el año en curso y descontando las cotizaciones y el IRPF. 
  • Las vacaciones generadas y no disfrutadas. A menos que el Convenio Colectivo estipule una cifra mayor, se tiene derecho a disfrutar de 30 días de vacaciones al año o 2,5 días por mes. Se calcula multiplicando el salario bruto diario por el número de días de vacaciones no disfrutadas y restando las correspondientes cotizaciones e IRPF.
  • Indemnización por finalización de contrato. Es de 12 días de salario por año trabajado, es decir, un día por cada mes completo lo que significa que, si se ha trabajado un mes y dos días corresponde una indemnización de dos días de salario. En los contratos de interinidad o de formación no se tiene derecho a esta indemnización.

Finiquito por despido

En el caso de un despido, el finiquito debe recoger los mismos conceptos que cuando la causa es por la finalización de un contrato, es decir, el salario correspondiente a los días trabajados en el mes del despido, la parte proporcional de las pagas extraordinarias y las vacaciones generadas y no disfrutadas. En cambio, existen diferencias en el cálculo de la indemnización. Veamos cuales son:

  • En caso de despido por causas objetivas al trabajador le corresponden 20 días de salario por año trabajado, con un máximo de 12 meses de salario. Para calcular el importe por día hay que sumar el salario anual más las pagas extraordinarias y dividirlo por 360 días. El número de días será el resultado de multiplicar los años completos trabajados más la parte proporcional del año en curso.
  • En caso de despido improcedente al trabajador le corresponde una indemnización de 45 días de salario por año trabajado hasta el 12 de febrero de 2012, con un máximo de 42 mensualidades y a partir de esa fecha, 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades, que se calculan del mismo modo que en el caso anterior.